A modo de ejemplo:

 

Límites a la variación del tipo de interés: En ningún caso el tipo de interés nominal anual resultante de cada variación podrá ser superior al 12 % ni inferior al 2,5 %.

 

 

En el caso del ejemplo de arriba, la cláusula suelo está fijada en el 2,5%. En consecuencia, si el Banco Central baja los intereses por debajo de esa cifra (como ocurre actualmente al 0,75%), usted sigue pagando un interés del 2,5%.

 

 

 

 

¿QUÉ ES LA CLÁUSULA SUELO?

La clausula suelo es una cláusula que la entidad bancaria incluyó en muchas hipotecas y que determina el porcentaje mínimo de interés que se aplicará aunque el Euribor baje, es decir, aunque el tipo de interés baje, la cuota mensual de la hipoteca no bajará. Este porcentaje mínimo de interés es lo que se conoce como el interés variable (suele encontrarse en las cláusulas tercera y tercera bis de su escritura de vivienda o préstamo hipotecario).

 

La abusividad de estas cláusulas no es otra que el impedimento de la bajada del tipo de interés del cliente cuando el interés desciende por debajo del tope fijado (suelo), lo que conlleva que en ningún momento usted pueda beneficiarse.

 

 

 

 

© 2017 · Santiago & Muñoz · Diseñado por Zum

C/ Lope de Hoces nº 7 · 4ª planta, 14003 · Córdoba · 957 485 164 · 957 471 833